Skip To The Main Content

APICS Supply Chain Management Now

Spanish


Protección de la salud del consumidor con la cadena de frío

ASCM CEO

Friday October 6, 2017


Mantener la integridad de la temperatura y la precisión en la documentación del producto algunas veces puede ser difícil de lograr en la industria logística, ya que el producto pasa por diferentes personas y lugares de almacenamiento varias veces. No obstante, estas son consideraciones importantes que, en algunos casos, podrían tener un efecto significativo en la salud del consumidor final.

Zyma Islam escribe para The Daily Star, una publicación de Bangladesh, acerca de algunos problemas de la cadena de frío en la cadena de suministro farmacéutico del país. Hace aproximadamente un año, una unidad de investigación de la policía descubrió que dos distribuidores, LifeTech y VieTech Lab, vendían medicamentos y reactivos de diagnóstico que no se habían almacenado a las temperaturas adecuadas. Esto podría hacer que los productos modifiquen sus propiedades y no funcionen como se espera. Además, las compañías no tenían ningún registro de dónde ni cuándo se fabricaron los productos, lo cual complicó la determinación de qué productos estaban vencidos.

Los investigadores examinaron los registros de ventas de las dos compañías para identificar los hospitales afectados. En el caso del Hospital Noorjahan, que compró la mayor cantidad de productos a estas dos compañías, 1,200 pruebas de diagnóstico de enfermedades cardiacas que se realizaron en el hospital entre noviembre de 2015 y junio de 2016 se vieron afectadas por los productos incorrectamente almacenados.

Si la investigación no hubiese descubierto estos problemas, los empleados del hospital quizás nunca hubiesen sabido del proceso insuficiente de mantenimiento de la cadena de frío. Central Police Hospital, que es socio de distribución en la cadena de frío con VieTech, recibió productos médicos en enfriadores que mantenían las temperaturas adecuadas. No obstante, en base a la investigación, parece que VieTech no mantenía esas mismas temperaturas antes de la entrega al hospital.

Desde que se conocieron estos problemas, los funcionarios de Bangladesh siguieron examinando la cadena de suministros médicos local. El mes pasado, los funcionarios descubrieron que EM Surgicals almacenaba discos antibióticos para pruebas de diagnóstico a temperaturas por encima del nivel recomendado. Además, los funcionarios confiscaron medicamentos para coagular la sangre, inmunosupresores, albúmina humana, vasodilatadores y hormonas utilizadas para tratar el cáncer de mama y cáncer de próstata almacenados incorrectamente, además de medicamentos y kits de pruebas vencidos de una diversidad de distribuidores.

“Esto podría ser un desastre nacional”, comenta Shohael Mahmud Arafat, profesor en la Bangabandhu Sheikh Mujib Medical University, en el artículo. “Hubo momentos en los que un paciente recibió insulina, pero no tuvo ningún efecto en el azúcar en sangre, o se administró albúmina que no cambió los niveles de proteína”.

Por supuesto, esta no es la forma en que debe funcionar la cadena de frío. Islam cita a Anand Shetty, director general de Novo Nordisk, que explica el proceso de cadena de frío de su compañía para transportar y almacenar insulina. Cuando el medicamento se importa desde Europa, cada caja está equipada con un termostato que registra la temperatura del producto durante todo el proceso de transporte, explica. Una vez que la compañía recibe el producto, se verifican los registros de temperatura y solo los productos que mantuvieron la integridad de la temperatura se aprueban para la distribución posterior. Cualquier medicamento que pueda haberse visto comprometido se destruye. Desde aquí, los enfriadores que transportan medicamentos se envían a los centros de distribución en camiones autorizados para la cadena de frío que mantienen temperaturas adecuadas del producto. Por último, los enfriadores se entregan a las farmacias, donde se espera que el personal almacene correctamente los productos hasta que se necesite utilizarlos.

Este proceso se interrumpe apenas un participante de la cadena de frío no cumple con el mantenimiento de la integridad de la temperatura. Lamentablemente, esto puede ser difícil de rastrear e identificar sin un sistema sólido de vigilancia y colaboración continua entre proveedores y clientes.

El conocimiento es primordial

Shetty destaca que los hospitales y farmacias pueden cumplir su parte del proceso de la cadena de frío al contratar farmacéuticos certificados que estén capacitados en el almacenamiento correcto de los medicamentos. Lo mismo puede decirse acerca de los fabricantes y distribuidores que emplean profesionales en cadenas de suministro que conocen los procedimientos correctos de distribución.

Según el diccionario de APICS, la distribución incluye: “Las actividades asociadas con el movimiento de materiales, generalmente mercaderías terminadas o partes de servicio, desde el fabricante hasta el cliente. Estas actividades abarcan las funciones de transporte, almacenamiento, control de inventario, manipulación de materiales, administración de órdenes, análisis de centros y ubicaciones, embalaje industrial, procesamiento de datos y la red de comunicaciones necesaria para una gestión efectiva”.

La designación de Certificación en Logística, Transporte y Distribución (Certified in Logistics, Transportation and Distribution, CLTD) de APICS demuestra el conocimiento profundo de una persona acerca de temas como planificación de capacidad y gestión de demanda, gestión de pedidos, gestión de inventario y depósito, consideraciones de logística global, diseño de la red de logística, logística inversa y sostenibilidad, etc. Quienes reciben la certificación de CLTD de APICS son activos valiosos para sus compañías y ayudan a mantenerse competitivos en la economía global de hoy. Comience su recorrido hacia la certificación hoy mismo en apics.org/cltd.